Buscar en este blog

martes, 4 de junio de 2013

Meditando en la Palabra: Salmo 103.13-14

Como el padre se compadece de los hijos, 
Se compadece Jehová de los que le temen. 
Porque él conoce nuestra condición; 
Se acuerda de que somos polvo.

-Salmo 103.13-14



Nosotros somos frágiles, pero el cuidado de Dios es eterno. Demasiado a menudo miramos a Dios como Juez y dador de la ley, olvidando su compasión y preocupación por nosotros. Cuando Dios examina nuestras vidas, recuerda nuestra condición humana. Nuestras debilidades nunca deberían usarse como justificación para pecar. Su misericordia toma todo en cuenta. Dios le tratará con compasión, confíe en El.
-Biblia del Diario Vivir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...