Buscar en este blog

jueves, 4 de abril de 2013

Meditando en la Palabra: Job 9:20


Job 9:20  
"Si yo me justificare, me condenaría mi boca; si me dijere perfecto, esto me haría inicuo." 

Job estaba diciendo: "A pesar de mi vida recta, Dios está determinado a condenarme". Conforme continuaba su sufrimiento, se volvía más impaciente. Aunque Job permaneció leal a Dios, hizo declaraciones que más tarde lamentaría. En tiempos de enfermedades prolongadas o mucho dolor, es natural que las personas duden, se desalienten o se vuelvan impacientes. En esos momentos, necesitan a alguien que los escuche, que los ayude a elaborar sus sentimientos y frustraciones. Su paciencia ante la impaciencia de ellos les ayudará.  [Biblia del Diario Vivir]


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...