Buscar en este blog

domingo, 24 de febrero de 2013

Trivia Bíblica: Según el evangelio de Mateo, ¿cuántos endemoniados había en Gadara cuyos demonios pidieron ir a un hato de cerdos?


Pregunta:
Según el evangelio de Mateo, ¿cuántos endemoniados había en Gadara cuyos demonios pidieron ir a un hato de cerdos?
Respuesta:
Dos... Mateo 8.28-34
Mat 8:28  Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Mat 8:29  Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo? Mat 8:30  Estaba paciendo lejos de ellos un hato de muchos cerdos. Mat 8:31  Y los demonios le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos. Mat 8:32  El les dijo: Id. Y ellos salieron, y se fueron a aquel hato de cerdos; y he aquí, todo el hato de cerdos se precipitó en el mar por un despeñadero, y perecieron en las aguas. Mat 8:33  Y los que los apacentaban huyeron, y viniendo a la ciudad, contaron todas las cosas, y lo que había pasado con los endemoniados. Mat 8:34  Y toda la ciudad salió al encuentro de Jesús; y cuando le vieron, le rogaron que se fuera de sus contornos.


¿Sabía Usted Que...?

  • La mención que hace Mateo de dos endemoniados , en oposición a «uno» del cual hablan Marcos (5.2) y Lucas (8.26), es difícil de entender; parece que de ambos, uno era más prominente, y a él se refieren en detalle Marcos y Lucas.
  • La expulsión por Jesús de las fuerzas satánicas anticipa su destrucción final en el día del juicio.
  • Los demonios temen ser echados al abismo antes del día del juicio (véanse Mateo 8:29; Lucas 8:31).
  • Los demonios no quieren ser despojados del cuerpo que ocupan y a veces lanzan fuertes ataques.
  • Se desconoce el porqué Jesús permitió a los demonios entrar en los cerdos. Quizás quiso dar una lección objetiva a la gente de esa región, obviamente más preocupada por los daños a la propiedad que por la liberación de su compatriota (vv. 14-17). Claramente, Jesús valoraba más a la gente que a la propiedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...