Buscar en este blog

Cargando...

miércoles, 13 de febrero de 2013

Trivia Bíblica: ¿Cuál es el nombre del general del ejército sirio que sufría de lepra?

Pregunta:
¿Cuál es el nombre del general del ejército sirio que sufría de lepra?

Respuesta:
Naamán... 2 Reyes 5.1

Lectura Bíblica:  2 Reyes 5.1-8

2Re 5:1  Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. 2Re 5:2  Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán. 2Re 5:3  Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra. 2Re 5:4  Entrando Naamán a su señor, le relató diciendo: Así y así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel. 2Re 5:5  Y le dijo el rey de Siria: Anda, vé, y yo enviaré cartas al rey de Israel.  Salió, pues, él, llevando consigo diez talentos de plata, y seis mil piezas de oro, y diez mudas de vestidos. 2Re 5:6  Tomó también cartas para el rey de Israel, que decían así: Cuando lleguen a ti estas cartas, sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán, para que lo sanes de su lepra. 2Re 5:7  Luego que el rey de Israel leyó las cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que éste envíe a mí a que sane un hombre de su lepra? Considerad ahora, y ved cómo busca ocasión contra mí. 2Re 5:8  Cuando Eliseo el varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió a decir al rey: ¿Por qué has rasgado tus vestidos? Venga ahora a mí, y sabrá que hay profeta en Israel. 

¿Sabía Usted Que...?

Aunque los sirios eran idólatras que oprimían al pueblo de Dios, aquí se atribuye al Señor la liberación de la cual Naamán fue el medio. Tal es lenguaje correcto de la Escritura, mientras los que escriben la historia corriente demuestran claramente que Dios no está en sus pensamientos.

La grandeza y el honor de un hombre no lo pueden poner fuera del alcance de las calamidades más penosas de la vida humana: hay más de un cuerpo loco y enfermo bajo un ropaje rico y alegre. Todo hombre tiene uno que otro pero , algo que le mancha y rebaja, una impureza en su grandeza, un empañamiento de su gozo.

Esta muchachita, aunque sólo una niña, pudo dar cuenta del famoso profeta que los israelitas tenían. Se debiera enseñar a los niños a temprana edad acerca de las prodigiosas obras de Dios para que, dondequiera vayan, puedan hablar de ellas. Como corresponde a un buen siervo, ella deseaba la salud y bienestar de su amo, aunque era una cautiva, una sierva a la fuerza; mucho más debieran los siervos por opción procurar el bien de su amo. Los siervos pueden ser bendición para las familias donde están, diciendo lo que saben de la gloria de Dios y la honra de sus profetas. Naamán no despreció por la bajeza de ella lo que dijo. Bueno sería si los hombres fueran tan sensibles a la carga del pecado como lo son a las enfermedades del cuerpo. 

Y cuando andan buscando las bendiciones que el Señor envía respondiendo a las oraciones de su pueblo fiel, ellos hallarán que nada se puede recibir salvo que vayan como mendigos en busca de un regalo, no como señores a exigir o a comprar.
-Comentario de la Biblia de Matthew Henry


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...