Buscar en este blog

martes, 5 de febrero de 2013

Meditando en la Palabra: Lamentaciones 3.22-23




Por la misericordia de Jehová 
no hemos sido consumidos, 
porque nunca decayeron sus misericordias. 
Nuevas son cada mañana; 
grande es tu fidelidad.
Lamentaciones 3.22-23


“Nunca decaen sus misericordias”

Este pasaje central del poema constituye una de las expresiones de fe del AT. La mente del poeta ya ha empezado a volverse de los horrores presentes (21), y ahora piensa en las cosas que son siempre ver dad en Dios. Misericordias (22) es el término a menudo traducido “amor fiel”, la cualidad más típica de Dios. Aquí está en plural, para recalcar que es un amor constante que no falla. Juicio no puede ser la última palabra de Dios, porque su compasión triunfa sobre él, aunque con agonía. Esta agonía está bien expresada en Ose. 11:8, y tiene su más profunda expresión en el sufrimiento de Jesús sobre la cruz, el juicio más grande de Dios sobre el pecado y su entrega de amor por la humanidad.

Debido a que el amor y la compasión son los principales atributos de Dios, son siempre nuevos, listos para ser probados y conocidos otra vez (23). Por esta razón, los que han sido afligidos pueden siempre poner su confianza en él nuevamente, para su aceptación y restauración. Dios es “fiel”, o invariable en su amor. Por lo tanto, el poeta puede estar contento de que Dios sea su porción (cf. Salmo 73:26), no importan las circunstancias.
-Comentario Bíblico Siglo XXI


Jeremías vio un rayo de esperanza en todo el pecado y la tristeza que lo rodeaba: "Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias". Dios responde con agrado brindándonos ayuda cuando se la pedimos. Quizás haya algún pecado en su vida que piensa que Dios no perdonará. El amor inquebrantable de Dios y su misericordia son más grandes que cualquier pecado y El promete perdonarnos.

Por experiencia personal, Jeremías conocía la fidelidad de Dios. Dios prometió que el castigo seguiría a la desobediencia y sucedió así. Sin embargo, El también prometió restauración y bendiciones futuras y Jeremías sabía que Dios también cumpliría esa promesa. Creer en la fidelidad de Dios día tras día nos hace confiar en sus grandes promesas para el futuro.
-Biblia del Diario Vivir

Versos Relacionados:

  •  Exodo 34:6

Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad...

  • Salmo 36:5


Jehová, hasta los cielos llega tu misericordia, y tu fidelidad alcanza hasta las nubes.


  • Salmo 89:1-2


 Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente; de generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca. Porque dije: Para siempre será edificada misericordia; en los cielos mismos afirmarás tu verdad.


  • Salmo 89:33


Mas no quitaré de él mi misericordia, ni falsearé mi verdad. 


  • Salmo 146:6


El cual hizo los cielos y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay; que guarda verdad para siempre...


  • Tito 1:2

...en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos...

  • Hebreos 6:18

...para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.

  • Hebreos 10:23

Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...